Franjitas, campeones de la Scotiabank

Una final y una copa más. Las Franjitas extendieron su romance con los títulos y dejaron en claro que nacieron para las grandes citas

Si en el cotejo de ida lucieron faltas de rodaje o futbol, en la vuelta se comieron a La Noria en Los Olivos para llevarse el partido 3-1 y darle vuelta a la eliminatoria por global de 4-3.

Las Franjitas representarán a la zona en la fase nacional de la Liga Scotiabank como en 2017, pero con el anhelo de ir más allá de la ronda de semifinales.

Aunque el contundente triunfo tampoco careció de sufrimiento, pues las cosas se complicaron cuando a los ocho minutos recibieron un gol prácticamente de vestidor, el cual acercaba a las de La Noria al cetro.

El 1-0 en contra invitaba a la epopeya, a una hazaña digna del recuerdo.

Y ahí emergió la figura de Marian Castro, quien peleó como si su vida se hallara de por medio en el agregado del primer tiempo un balón suelto a la altura del manchón de penal, el cual ganó y prendió para mandarlo al fondo de la redes.

La esperanza se avivaba, pero las dueñas de la casa la debían de alimentar en complemento.

A Fernanda Gálvez le bastó con escuchar el silbatazo de reinicio para levantar la mano y hacer suya la banda derecha para lanzarse por la gesta. Con la gloria por delante llegó hasta la línea de fondo, donde sirvió hacia atrás a la entrada de Marian Castro… el resto, historia conocida: “gol, gol, gol”, reveló la grada de Los Olivos.

El tanto empataba el global y cambiaba el momento del partido

Franjitas crecía y lucía peligrosa en cada llegada, pero sólo faltaba la certificación en el tanteador, la cual llegó vía tiro de esquina: Elena Sainz centró en dirección a la testa de Carmen Taboada para coronar la voltereta.

La historia se conoce ya: una final más… un cetro más.